¿Dónde están los niños?

Os he oído hablar de esto a Zinnia, Pilar, y seguro que a otras personas que se me escapan. Pero ¿dónde están los niños? En nuestro grupo de homeschoolers somos unas trescientas familias. Entiendo que ese es el número del grupo de yahoo en un área de cerca de unos treinta kilómetros cuadrados, y que un porcentaje de las familias no participan regularmente en actividades, y que otro porcentaje puede que tenga hijos mayores únicamente que no tengan ganas de salir a los parques (aunque no sé por qué). El caso es que algunas amigas y nosotras salimos al menos una o dos veces a la semana. Comencé paseos por la naturaleza los lunes y siempre somos a lo mucho tres o cuatro mamás con sus hijos pequeños, casi ninguno en edad “escolar”, con mi hija mayor oficialmente en “kindergarten” de acuerdo con la ley del estado, y extraoficialmente ni sé ni me preocupa dónde se encuentra, porque las veo a ambas crecer y ser felices que es lo que cuenta.
Y claro, entiendo que los niños escolarizados estén en el colegio, pero ¿dónde están los pequeños, las personas? Es que vayamos al parque que vayamos en muchas ocasiones están desiertos, en otras vemos algún que otro grupo de homeschoolers porque nuestro grupo es el de homeschoolers cristianos, y hay otros más en la zona y en otras subdivisiones.

Hace dos semanas fuimos tres veces al mismo parque porque tiene unas cuerdas para trepar que tenían loca a mi hija mayor. El lunes estuvimos solas y vimos a un señor llegar con un coche, no bajarse, echarse una cabezadita y marcharse al cabo de 40 minutos o menos. Otra madre llegó con un niño y estábamos cerca de su camioneta por lo que pude ver que estaban terminando su comida de un burguer, el niño salió de la camioneta disparado hacia los baños, se volvió a meter al vehículo y siguió su rumbo. La tercera visitante fue una señora de unos cincuenta calculo a groso modo, que llegó con un libro a fumarse unos cigarros y leer bajo el tejado y las mesas que hay en el parque. También vimos a los bomberos cuyo edificio da la espalda al parque, asando unas salchichas y con unas cajas de gatorade almorzando con un fuego grandecito cerca del parque.(Imagino que siendo los bomberos se pueden dar el lujo hacer fogatas de buen tamaño)

Cuando volvimos con otros amigos del grupo, los niños lo pasaron de maravilla porque hay un vado no muy profundo pero de un tamaño interesante, y se pusieron a cruzarlo bajando sentados, subiendo agarrándose a las ramas y rocas. Fué un éxito de aventura.

Hoy fuimos a otro parquecito también desierto mi amiga Heather, sus dos hijos y nosotras. Los cuatro enanos se lo pasaron de miedo. Hay unos árboles huecos donde caben ellos, ramas y tableros que usaron para decorar su casita, hojas y pedruscos, y todo lo necesario para hacer volar la imaginación.

Y aún así también leimos, pintamos, practicaron un poco de matemáticas, horneamos unos panecillos, comimos en casa con nuestros amigos, jugaron a que eran una pizza y dibujaron tomates y cortaron papelitos para ponerse encima, vieron los Aristogatos por la tarde después de cenar. Por lo que no entiendo por qué no salen los niños a la calle por las mañanas, con lo bello que es tomar el aire y lo que gozan.

Anuncios

7 comments on “¿Dónde están los niños?

  1. Sí Meni, cómo nos olvidamos de que poder ir a los parques es un privilegio y tú amiguita sufriendo por las mañanas por el temor a que os vean y las repercusiones que pueda tener.
    Besitos y ánimo que estáis haciendo un trabajo divino con los hijos.

    Me gusta

  2. Aunque siempre he dicho que no me llama la atención USA para vivir, algo que les envidio son la cantidad de parques que tienen. Aquí es difícil encontrar un buen parque en medio de la ciudad, lo que se llama parque es un espacio pequeño con algunos juegos para niños (columpios, rodaderos, cosas así) y algunos con un piso sintético y muy poco verde alrededor.

    Ah! y de casualidad el juego de pizza de tus hijas no se debe al libor “Pedro es una pizza” ? aquí lo tenemos y es todo un éxito.
    Te extrañamos el martes…

    Besos

    Me gusta

  3. Síiiii, exactamente Pete's a pizza es el libro al que estaban jugando.
    Y respecto a los parques sí, estamos muy mimados. Y a lo de vivir en USA, pues fíjate que dependiendo el estado donde vivas tienes muchas norteaméricas diferentes. Cuando vivía en Europa mi visión de estados unidos era diferente, lo que se ve en las películas, algo pasado por holliwood y las series televisivas, pero Texas es diferente, mucho más de pueblo y a la vez ciudad por la gente, las bibliotecas…camino a mi casa paso por varios restaurantes de comida rápida, un tramo de vacas, varios ranchos y parques…en fin, es una buena mezcla de campo, cowboys, y gente del petróleo, con lo que hay bastante colombiano, muchísimo venezolano, y mejicano y salvadoreño ni se diga, con presencia de todos los paises latinos y europeos también. Ah, y ni contar los orientales y de medio oriente, africanos no americanos, etc. Houston es una ciudad muy fea y muy cosmopolita pero con muchas posibilidades familiares y un paraíso para el homeschooler, sí.

    Me gusta

  4. Jejeje! Gracias por la invitación, sería maravilloso compartir a diario contigo. Pero mmm… por el momento no tenemos planes de cambiar de residencia. 🙂

    Mira que el martes tuvimos primer día de huerta homescholing e íbamos cuatro familias (4 mamás y 10 niños) y una vecina nos vio y nos dijo despectivamente y mirando feo “¿de dónde salió el jardín infanti?” Pues sí éramos un grupito raro pero Chévere 🙂 Ya les contaré más

    Un abrazo Silvia. (estoy tratando de ponerme al dia con tus post que estas semanas siguen con mucho trabajo, espero que llegue diciembre con su alegría…)

    Me gusta

  5. Gracias amiguita, si, espero que cuentes más, a ver si el martes que viene, es que no he podido conectarme a las charlas y las extraño. Quiero saber de la feria y de la señora gruñona, oye, ni que le hubiérais encargado que los cuidara o criara ella, ja ja ja. Mira que hoy estuve con mi amiga que también tiene cuatro, y me siento un poco triste de sólo tener dos, ja ja ja, porque juegan divinamente, entre sus cuatro y mis dos no necesitan ni juguetes…y eso que eran cinco niñas y un peque de apenas cinco cumplidos que es como los vuestros, así para comérselo enterito.
    Ay sí, sé que no váis a cambiar de lugar, pero al menos nos queda Skype.
    Besos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s