Seis cosas que he aprendido en seis años de homeschooling

Siguiendo la idea de Paloma, que me encantó, os dejo con mis seis cosas en mis seis años de homeschooling.

1. He aprendido que pensaba yo que tenía fe en Dios, pero qué va, hasta hace poco estuve pensando que yo tenía el control de cómo mis hijas resultaran. Con mi mente pensaba que Dios estaba a la cabeza de mi hogar y nuestro aprendizaje, con mis acciones traté por mucho tiempo de robarle su trabajo, y claro, pues sale fatal. De familia ideal no tenemos nada. Pero de familia real todo. Todo esto deriva del principio de Charlotte Mason, los niños son personas. Parece algo nimio, que todos sabemos, pero no es tan fácil de vivir respetándolos y viendo esto como SU camino, no NUESTRO proyecto.

2. Será esto de las personalidades, o la inseguridad intrínseca mía, o la falta de herencia (en Febrero hablé de esto en un retiro de mamis homeschoolers seguidoras de Charlotte Mason, y ya os iré deshebrando mi presentación), será lo que sea, pero pasé mis años comparándome y queriendo ser como esta o aquella persona. También es cierto que la inspiración que he recibido es muy valiosa, pero con el tiempo he aprendido a cómo y cuando observar a otros y sus Facebooks o blogs. Ahora lo que hago es orar antes de mirar, y mentalmente (o aquí) pensar en algo que nos va bien por el momento, antes de decidir poner solución a lo que no va tan bien.

4. Creo que soy un poco filosófica (o un mucho, je je), como Paloma, yo también me licencié en filosofía y letras, pero ha sido muy importante mi cambio de paradigma o mentalidad. Hoy no veo la vida como una novela con problemas y soluciones. La vida es algo poético, inconmensurable, y me niego a cuantificar el progreso de mis hijas (ya tendrán sus exámenes, pero por algo que ocupa un tiempo y esfuerzo limitado, no voy a plantear nuestras vidas en torno a ello). No he sabido aprovechar la libertad tan inmensa del homeschooling. No es necesario convencer a otros de nuestra filolofía de vida -educación incluida, es más importante vivirla que contarla. Pero he vuelto al blog porque hay que compartir lo poquito que uno ha aprendido, hay que ayudar en lo que se pueda a otros en este camino.

5. A los niños se les debe confianza absoluta. Y hay que fijarse en lo que tenemos como familia, en nuestras riquezas, en nuestras peculiaridades, aceptando cómo somos y respetando a los demás. No hace falta saberlo todo desde que tienen cinco años, me refiero a si los vamos a meter más adelante a un colegio, o si vamos a ser suficientes para tal o cual materia. Uno los acompaña, y ellos llegan a donde su motivación y sus talentos les llevan. Un poquito de estudio constante y con amor nos lleva a todos muy lejos. Yo quise hacerlo todo, poderlo todo, y como Paloma, la humildad sigue abriéndose paso en mi alma, porque una piensa que es buena gente, y humilde, pero el día a día dicen otra cosa.

Quisiera escribir que en casa no hay gritos, ni peleas, ni crisis, ni desesperación, pero aun hay todo esto. Existen varios factores o condiciones que nos afectan la conducta. Nuestros hijos tienen dislexia, autismos, desórdenes de atención, o son superdotados, o simplemente tienen una predisposición a tal o cual cosa. Y he aprendido que no hay que corregirlos, o curarlos, sólo escucharlos y ver objetivamente qué sería positivo para el niño y su relación con la familia y el resto del mundo. No se debe cerrar uno a tal o cual opción, ni tampoco querer cambiar lo que se debe aceptar. Y lo que se acepta, se ha de aceptar con cariño, no con resentimiento. Lo dicho, es muy difícil darles total confianza a los niños, pero sin confianza (que es una manera incondicional de amar), nada tiene sentido.

6. Charlotte Mason escribió y puso en práctica unos cuantos principios muy sencillos que tratan a los niños con honestidad, considerándolos personas preparadas y deseosas de aprender, y que nos restablecen a los adultos como personas que aprenden y que vuelven a tener pasión por todo el conocimiento que Dios ha puesto a nuestro alcance. Me alegra haber seguido imperfectamente muchos de estos principios. Me duele haber presumido (consciente o inconscientemente) de lo que hacemos en casa, como si lo tuviéramos todo clarísimo y retebien. No importa dónde esté uno (nunca es ni demasiado tarde ni demasiado pronto para prestar atención y aplicar poco a poco sus sugerencias), los principios de Charlotte Mason son dignos de considerar. Me refiero a la narración (primero oral, luego escrita), el estudio de la naturaleza (he aprendido y sigo aprendiendo el gran valor de salir afuera, y APRENDER A OBSERVAR), el estudio de compositores, folclor, himnos religiosos, pintores, y el empleo de los libros vivos.

Veo que he rellenado mucho los seis puntos, ¿no? En fin, ya quedó así. Me alegra volveros a ver, y tengo abiertos los comentarios por si os animáis.

Un abrazo

Anuncios

8 comments on “Seis cosas que he aprendido en seis años de homeschooling

  1. Hola Silvia, me alegro mucho de que hayas retomado el blog.
    Leí la serie de Marvan y la de Paloma,también me ha gustado leer la tuya. He encontrado muchas reflexiones en las cosas que has escrito,que invitan al pararse a pensar en la forma en que funcionamos. El primer punto que has mencionado me parece esencial.
    Besos

    Me gusta

  2. Silvia, qué alegría cuando abrí mi correo y vi que habías escrito en tu blog! corrí a leerte!

    Ay, me encanta todo lo que nos compartís acerca de tus 6 años de travesía…. y es tan increíble… a pesar de que hay cosas muy diferentes en casa, podría decirte que yo podría haber escrito varios de tus puntos (y los de Marvan y Paloma).

    Gracias por volver a escribir! Sí, es loco el tema del blog, yo pasé de escribir todos los días (hace añares ya) a que pasen meses y meses sin una sola palabra… creo que también es parte del proceso… muy cíclico..

    Igual te confieso que extraño esas épocas en las que filosofábamos acerca de tantas cosas profundas, y a veces los comentarios de un post se hacían eternos, y tan tan enriquecedores!

    Un gran abrazo! te sigo de cerca!

    Me gusta

  3. Qué emoción, Laura, es como una reunión de antiguas alumnas, ja ja ja. A mí también me ayudaron esas conversaciones.

    Pues venga, tú también al blog, aunque sea de vez en cuando.

    Besos a todos y todas que estáis aun leyendo este blog.

    Me gusta

  4. Hola chicas, bueno lo primero aclarar que no fue idea mía, yo se lo copié a Marvan ja,ja…Oye yo también me alegro infinito que hayas vuelto, se te extrañaba en la blogosfera que cada vez está mas K.O. ja,ja…Yo creo que todo el mundo anda por el facebook, o no se por dónde pero no es como antes.
    Un fuerte abrazo y no dejes de escribir aunque sea muy de vez en cuando, como nosotras (bueno como yo)

    Me gusta

  5. Hola… mucho gusto Silvia!!!
    Me ha resultado tan oportuna tu publicación que tan sólo quería agradecerte y decirte que espero sigas escribiendo… ahora que te encontré 😉
    Soy superior novata en lo del homeschool y pues todo lo q pueda aprender me viene bien.
    Gracias otra vez y que Dios te bendiga!

    Me gusta

  6. Ileanis. Perdona. Se me pasó tu comentario. Bienvenida, al blog, al homeschooling, a la conversación.

    Es bello el empezar. Nunca pierdas esa curiosidad y ganas por aprender. Es en lo que consiste esto, en aprender siempre.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s