Otra etapa más

dsc_0448

El sorteo sigue en pie por 10 dias más, en caso de que alguien más esté interesado.

En casa hemos entrado en otra etapa nueva. Mis hijas están en sexto (lo que aquí se considera Junior High), y en cuarto grados respectivamente. Todavía no entran en la llamada High School, que en mis tiempos en España se llamaba Bachillerato y COU (el último año sólo para aquellos que querían prepararse para el examen de admisión a las universidades, la Selectividad).

pasosCada familia homeschooler es diferente, aunque también es cierto que compartimos bastante. Y dependiendo del país, las opciones o requerimientos varían, como es normal. En España tengo dos amigas blogueras que tienen a sus hijos en edad de “high school”, Marvan y Paloma, que por cierto, estrena libro.

Etapa nueva, digo, porque estoy pensando en empezar a moverme y a investigar y prepararme para ver cómo le daré a mis hijas el diploma de High School (o bachillerato). Cuando los niños asisten a una High School, mediante la misma, las clases en cada materia son de ciertas horas, y tomando las clases (hay obligatorias y optativas, que llaman “electives”), cada alumno escoge cómo obtener su diploma. Al estar en un centro, pasando los exámenes de cada una de esas clases, el título está garantizado. Los exámenes llamados SAT, también los ofrecen mediante el centro, privado o público, y esos son los que, junto al título, consideran las posibles universidades a la hora de aceptar las solicitudes, otorgar becas, etc.

Los exámenes del SAT son libres. Uno como homeschooler sólo tiene que averiguar dónde se imparten, pagar, y llevar al estudiante a que los tome. High School va desde noveno a duodécimo curso. En el curso noveno, pueden tomar un pre SAT llamado PSAT, y en el último año de High School, pueden tomar el SAT hasta dos veces (porque cierta familiaridad con este examen les ayuda a la mayoría a sacar mejor puntaje la segunda vez).

Aparte de los exámenes, está el diploma.

Antes de noveno, en Texas no tenemos obligación de presentar a los estudiantes educados en casa a ningún examen o evaluación. Pero hay exámenes, claro. Se puede, por ejemplo, imprimir los exámenes del año pasado de las escuelas públicas y darlos en casa, o se puede pagar a un organismo oficial, y tomarlos en lugares como algunos co-ops donde personas acreditadas, suelen ser algunas madres o padres que fueron maestros, o que por cualquier cosa se acreditaron, (uno puede acreditarse tomando determinados entrenamientos) los imparten, y los mandan a que sean evaluados por la agencia encargada que envía a los padres los resultados oficiales.

Para todos los exámenes hay materiales de preparación, y exámenes de prueba. También hay tutores que preparan, sobre todo para el SAT, y que son contratados por padres de estudiantes de centros públicos y privados, porque ayudan con partes del examen difíciles para el estudiante, o a subir el puntaje para poder ser admitidos en universidades que requieren determinados grados altos en varias o todas las secciones del examen (matemáticas, lenguaje, escritura).

dsc_0482r

Para el diploma, cada familia, imagino, tiene su modus operandis o forma de proceder. Hay quienes obtuvieron sus títulos universitarios en universidades prestigiosas de su estado o de otros, y quieren que sus hijos asistan a estas universidades bien sea pagándolo todo, o con ayuda de becas (y aún así, es caro enviar a tu hijo a una universidad y a los llamados dormitorios). Otra opción son los llamados Community College, en los que todo alumno con diploma de High School puede tomar las asignaturas básicas de cualquier título, antes de decidirse por la rama en particular en la que obtener su título. Estos Community College están por lo general cerca de los domicilios, por lo que no tienen los estudiantes que mudarse a ningún campus universitario.

Los community college también ofrecen cursos que se pueden tomar desde High School, y que son créditos duales (pasando el curso te sirve el crédito para tu diploma de High School, y te cuenta para asignatura básica de universidad -la cual ya no necesitas tomar en tu primer año universitario-). El único riesgo de esto, es que algunas universidades no te otorgan becas de primer año (freshman), porque ya teniendo varios créditos del primer año, no te consideran alumno “nuevo” o freshman, claro.

Muchos estudiantes que aprenden en casa, se apuntan a estos cursos mediante community college, y también “online”, y hay quienes tienen un diploma universitario para la edad que terminan su High School. Esta opción a mí no me interesa. Pero yo no soy quien tiene que decidir, sino mis hijas. Lo que yo haré es, como os decía a principios del post, es prepararme para que nuestro homeschooling les dé opciones. Y algo importante es, volviendo al tema, el diploma de High School.

Por lo que estaré informándome de cómo “traducir” lo que hagan en casa y fuera de ella, al lenguaje de créditos (horas empleadas en diversas asignaturas, más sus ocupaciones particulares como trabajos voluntarios, o diferentes intereses en lo que estén aprendiendo o haciendo). Algo también importante a notar es que nuestros estudiantes en casa no están sujetos a la restricción de 4 años. Si cumplen con los requisitos del diploma de High School a los 16 años (estando en décimo o así), no necesitan esperar a los 18 o duodécimo curso (aunque suene raro, doceavo es partitivo, una doceava parte de algo, como un medio, o un tercio, la palabra correcta es duodécimo). Al igual que con lo de créditos duales, tampoco tengo ninguna prisa ni intención de que las niñas deban terminar su High School a los 16 años, por lo mismo, si en los años venideros veo que tienen ellas el propósito claro de obtener el diploma anticipadamente, para quedar así libres de emprender lo que tengan en mente, pues allí estaré diseñando con ellas los planes para el título y lo que van a completar (horas de trabajo, de voluntariado, libros específicos, exámenes de los libros, y todo aquello que cuente y que vaya satisfaciendo los requisitos de graduación), y así conseguir su graduación.

Uno puede acoplar lo que los jóvenes aprenden y cómo lo aprenden y situarlo en los diferentes créditos y requerimientos, no hace falta ponerse nerviosos porque es High School, y darle la vuelta a todo tratando de ajustar los niños a los créditos y requerimientos y copiando las High Schools públicas cuando hemos pasado años sin copiar los colegios públicos en cuanto a materiales, distribución del tiempo, y filosofía educativa.

En Simply Charlotte Mason recomiendan este seminario en DVD y materiales, y es lo que estaré haciendo el año que entra, formándome en esto mediante diversas fuentes, para estar preparada y poder guiar a las niñas en sus años de Jr. High y High School, y en su graduación.

Reconozco que este post es de interés a aquellos que residimos en EEUU, pero hay algunos puntos válidos para todos los que educamos en casa.

  • Uno no tiene que cortar con el homeschooling de la manera que ha evolucionado en cada hogar por el hecho de que nuestros hijos se encuentren entre los 15 y 18 años.
  • Las universidades, en general, son accesibles a personas de 18 (a veces antes) a 21 años. Si en tu país no hay manera de otorgar el título que abriría las puertas de la universidad a los 18, ¿qué prisa hay? Cuando uno tiene claro el qué estudiar a los 21, es muy posible que termine la carrera mucho antes, o si no, 2 o 3 años a edad tan joven no suponen una desventaja cuando tomamos la vida en conjunto de una persona. (Conozco a chicos y chicas que ingresaron en la universidad a los 18, todo para suspender exámenes, ser suspendidos, volver a intentarlo, cambiar incluso de rama en la que titularse, y finalmente obtener su título universitario en vez de en 3 años como es aquí, en 5 o 6 años). Recuerdo que mi primo salió de octavo y se puso a trabajar. No había quien le convenciera de que estudiara bachiller. Un tiempo trabajando, y fue la motivación que necesitó para volver a los estudios como una bala, ja ja ja. Terminó con un diploma de 3 años (en lugar de universidad por 5, como es en España), que le facilitó encontrar trabajo en el sector en el que siempre ha trabajado.
  • Muchos jóvenes toman un año sabático antes de entrar a la universidad.
  • En muchos países hay diplomas menores, o cursos que pueden tomar una mayor variedad de personas (que no sólo aquellos con el título de bachillerato o equivalente).
  • La universidad en EEUU (no sé en otros países), se está convirtiendo en algo carísimo, incluso con becas, que obliga a muchos jóvenes a firmar créditos universitarios de muchos miles de dólares. Conozco amistades que terminaron de pagar esas deudas ya en los cuarenta años o casi. Y muchas de estas amistades nunca emplearon su título.
  • La vida de los niños pequeños es más que prepararlos para la escuela. La vida de los escolares es mucho más que prepararlos para Jr y High School, la vida de los jóvenes de “bachillerato” es muchísimo más que prepararlos para la universidad. La vida de los universitarios no se reduce a su título ni mucho menos. El homeschooling, para nosotros, es una forma de cortar con una forma de definir a las personas por sus meros logros académicos, y si bien los títulos nos importan, nosotros en casa pensamos como Charlotte Mason, que lo importante al final de la educación del joven, no es cuánto sabe, sino cuánto le interesa y preocupa aquello que ha aprendido.
  • Si hemos hablado de tenerles confianza desde bebés, de tratarlos como personas, ¿por qué reducir sus años adolescentes a cumplir requisitos, acelerar titulaciones, pegarlos a una pantalla para tomar cursos online, enviarlos día y noche al community college junto con otros alumnos mayores, o cualquiera que sea lo que exista en vuestra localidad, sólo para que adquieran créditos que uno puede obtener en casa mediante trabajo y lectura independientes y responsables? Tampoco hemos de negarles experiencias y opciones que ellos mismos deseen afrontar, y por las que podamos pagar o buscar financiación o becas.
  • La educación es mucho más que títulos y créditos, pero como padres que desean lo mejor para sus hijos, hemos de investigar en nuestras comunidades, estados, o países, qué es lo que hay, prepararse, escoger con ellos, y proceder en consecuencia. (Escoger no someterse al régimen de títulos, exámenes, etc., y dejar de lado todo esto, es también una opción, si bien radical para muchos de nosotros, es también una opción). Recordemos que no todos los estudiantes de centros públicos y privados se gradúan de High School o de universidades, y recordemos que los adultos que abandonaron la escuela y que en sus años adultos quieren incorporarse a una universidad, tienen opciones de obtener la titulación necesaria en un corto plazo.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s