2018, El tiempo vuela

Queridos lectores:

Hace mucho que no escribo en este blog. Primero debo disculparme. Algunos de vosotros os habéis dirigido a mí con consultas mediante FB, o email. Si no os respondo, es porque no me es posible responderos o asesoraros individualmente. Este blog, la página de FB de Charlotte Mason en español, y mis publicaciones, son la única manera que puedo aportaros algo de mí.

Hablando con una amiga querida, me comentaba cómo mis entradas antiguas la habían llegado más hondo, que estaban escritas sin reservas, y que informaban y a la vez disfrutaba leyéndolas. Es cierto que en los años pasados no he escrito con regularidad, ni con tanta espontaneidad.  Estos últimos años nuestro día a día ha cambiado, no solo en cuanto al homeschooling, sino en general. Respecto a Internet, estoy constantemente ajustando mi tiempo. Creo que todavía no hemos reflexionado sobre el impacto que Internet y los “social media” (FB, Twitter, Instagram, Goodreads, etc.) han tenido en nuestras vidas. Ya no concibo la vida sin mi “vida online”, la cual es tan real como la vida misma. Y como todo, requiere de una reflexión consciente de vez en cuando de cómo plantearla y organizarla.

Para mi, mi existencia “online” es positiva y gratificante. Hay temporadas en que se me va de las manos y tengo que hacer limpieza y desaparecer quizá un poco de algunos lugares, o pasar menos tiempo enfrente de la pantalla.

Con el homeschooling y el blog, llegó un momento en que me cansé de acercarme y mostrar lo que estábamos haciendo. Nuestros comienzos en el homeschooling fueron guiados por Charlotte Mason, y el currículo que intenté seguir fue el de http://www.amblesideonline.org. Cuando las niñas estaban en cuarto y segundo, empecé a ver que no era viable seguir en el foro de Ambleside Online, y tratando de seguir su currículo. El año quinto y tercero, fueron diferentes. Dejé el foro (en el que era moderadora), y adapté el currículo a nuestras necesidades. El año pasado nos unimos a un co-op que se reúne los martes, este año también, y para sexto y cuarto, y actualmente séptimo y quinto, seguimos empleando algunos de los libros de AO (Ambleside Online), y lo que hacemos es, en una palabra, sobrevivir.

Los últimos tres años, en el blog en inglés, escribo casi exclusivamente sobre mis lecturas y mis cosas, apenas de las niñas y el homeschooling. Pero terminé de coordinar y editar la traducción de De mente a mente, y publiqué el curso de Stephanie, Charlotte Mason de manera fácil, en libro.  Sigo leyendo sobre educación, sigo educando en casa, y comparto en privado con algunas amistades de años, en la vida real y por Internet, de homeschoolers, pero más que hablar de qué materiales emplear o qué hacer -aunque a veces también lo hacemos, nuestra comunicación es más para darnos ánimos, para pedir y orar por algo determinado o más general, y para seguir apoyándonos en esto que es ser padres.

¿Qué hacemos en cuanto a clases o lecciones? Sigo luchando por seguir un horario y poner unas metas académicas. Ahora mismo las niñas tienen sus lecturas variadas (historia, biografía, ciencias, literatura, geografía), matemáticas, y saben que a diario han de narrar, bien sea oral o escrito, o de ambas maneras. Yo sigo leyéndoles despacio bien una obra de Shakespeare, o una vida de Plutarco, y como puedo, algo de poesía. Los domingos, de camino a la iglesia, leo un libro para toda la familia. Quizá os comparta los títulos y eso, pero la verdad es que, aunque se cuanto os hace falta a muchos de vosotros saber de títulos, tener horarios, etc., os aseguro que uno encuentra lo que necesita y a fuerza de buscar, y de intentar diferentes horarios, termina encontrando algo que se ajusta a sus necesidades. Siempre oía esto de madres que llevaban más años en esto, y nunca lo escuchaba con atención. Como madre homeschooler, siempre he querido que hicieran mucho más de lo que pueden, siempre estaba buscando mucho, y siempre viví con la sensación de que no hacen bastante. Esto aún me asalta de vez en cuando. Me cuesta recordar que no se puede forzar a que hagan todo lo que uno quiere, y también me cuesta no tirar la toalla, y continuar con paciencia y consistencia para que sigan avanzando a su ritmo.

Hace unos meses, pensamos en la posibilidad de que mi hija menor, de 11 años, asistiera a una escuela chárter. Quería distanciarse de su hermana mayor, de 13 años, y pensamos que sería bueno. En las vacaciones de las que vinimos a mediados de Enero, nos dijo que prefería seguir en casa conmigo. Lo cierto es que hoy por hoy, a mí no me importaría que ella o que ambas se incorporasen al colegio. Después de todos estos años, pienso que si uno tiene fe, y sigue levantándose y trabajando con humildad, no importa tanto si van al colegio o no, o las combinaciones que uno necesita en ese momento para sus hijos. Y no me importaría que fueran al colegio. De hecho, aunque no van a ir, estoy muy agradecida de que mi hija de 13 años vaya a incorporarse a clases de matemáticas la semana que viene hasta finales de Mayo. Si Dios quiere, continuará el año que viene, y la pequeña quiere apuntarse a clases de ciencias.

La única razón por la que apuntamos a mi hija, es porque las matemáticas de séptimo (o menos, porque va a ir a clase de transición en la que hay alumnos de dos o tres grados diferentes, que es previa a pre-álgebra), decía que las matemáticas de la mayor, ella sóla no avanza, y yo no estoy en condiciones de reaprenderlas bien, por lo que una ayuda no me viene nada mal.

Tengo amigas que tienen la bendición de disponer de recursos económicos para apuntar a sus hijos a varias clases. (Hay ciencias, inglés -que es lenguaje, matemáticas, historia, y luego toda actividad extraescolar que puedas imaginarte).

Homeschooling a estas edades, al menos en mi casa, es entonces continuar. Ver qué hay en tu comunidad, qué podéis ofrecerles dentro de vuestro presupuesto, y en cuanto al trabajo en casa, seguir, seguir con ellos, guiarles, ayudarles a hacer el horario, apoyarles aprendiendo a su lado. Si es necesario, seguirles leyendo alguna parte de su día, apoyarlos con deberes que tengan de sus clases fuera de casa. En nuestro caso, cada una toma 3 clases en el co-op, y la mayor tiene deberes y cosas que hacer en dos de las clases.

Aparte del homeschooling, la dinámica entre mis hijas no ha sido nada fácil estos dos últimos años. Ha habido momentos muy difíciles entre ellas, y con nosotros. Cada familia tendrá sus retos. En nuestro caso, nosotros dos nos llevamos bien, y con cada una de ellas también. Pero mis hijas están cerca en edad, se llevan dos años y dos meses, y tienen personalidades muy muy diferentes. Siempre han compartido amistades, actividades y prácticamente todo, y hace dos años, esto empezó a causar problemas. También los 5 meses que mi hija mayor estuvo enferma, fueron muy duros para la pequeña, quien tuvo que pasar tiempo con amigos cercanos. Mi hija mayor tuvo mucha necesidad de nosotros, física, y emocional, y en general, su carácter es más dependiente, también para los estudios. Mi hija menor sintió que no la prestamos tanta atención como a la mayor, lo cual continuó al entrar la mayor en la adolescencia. Pero, lo dicho, aquí seguimos, no sólo educándolas, o buscando la manera de que reciban un buen desarrollo académico, sino también criándolas, mediando, y de rodillas orando por ellas, porque hay momentos en que uno no puede hacer más que encomendarse al Señor, que es el único en control.

Por hoy no quiero despedirme sin compartiros un último pensamiento. Leer es algo que me mantiene viva, despierta, es mi forma de seguir luchando cuando paso por momentos difíciles, y mi forma de disfrutar también. Leer me educa, me instruye, y me satisface existencialmente. Una de mis lecturas es un libro escrito por la autora de Una arruga en el tiempo, o Un pliegue en el tiempo, el cual han hecho película que se estrenará próximamente, el libro es A Circle of Quiet. No es ficción, son sus reflexiones y memorias, de ella como madre, esposa, escritora, profesora, alguien que vive con su familia en un pueblo rural de EE.UU. Entre lo que cuenta de sus hijos, de la crianza y dificultades, los momentos en que parece que nada que hacemos los padres es acertado, nos comparte como una de sus hijas, cuando todos habían compartido sus notas o calificaciones, les dijo “gracias papá y mamá, gracias por ser comprensivos, y por no enfadaros por mi D en matemáticas. Los padres de todos mis amigos, les gritan y regañan por las malas notas”. La autora dice que se sintió bien orgullosa de no preocuparse por la mala calificación de su hija, al fin y al cabo, ella misma recibió muchas Ds en matemáticas. Madeleine L’Engle sabe bien que las calificaciones no siempre expresan quién o cómo es el niño, joven, o incluso adulto. Me encanta leer a una madre que además de hacer de comer o lavar la ropa, siempre tuvo inquietudes artísticas, siempre leyó y escribió no sólo como afición ni trabajo, sino como dice, ontológicamente, como expresión de su propio SER. Una persona que entiende qué es la educación, -entre otras muchas cosas, como qué es el arte, la vida, ser mujer…, y que mandó a sus hijos al colegio, pero bien que supo estar ahí y educarles.

Espero que me sigan llegando las ganas de escribir y compartir aquí con todos vosotros. Creo que lo próximo que os compartiré será cuando en el homeschooling pasamos de la época primera de buscar, preparar, presentar a los niños con nuestros planes y todas nuestras metas y expectativas, y el momento en el medio de todo esto en el que paramos un minuto y nos damos cuenta de que nada está yendo como esperábamos. Hasta entonces, os deseo lo mejor en este 2018.

 

Un comentario en “2018, El tiempo vuela

  1. gracias por esta entrada. cuàntas veces repensamos nuestro trabajo… y eso que mi hija solo tiene 7 anyos, no quiero ni imaginar lo duro que debe ser gestionar la ensenyanza de dos ninyas y con todo tu recorrido.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s