Categoría: Arte/Proyectos/Cocina

Audioguías infantiles ~ Museo del Prado

nb4ajni-1505x686Limpiando el blog me encontré con esta entrada en los archivos, y creo que hoy vamos a ver una de estas audioguías juntas.

Charlotte Mason en español

Podéis visitar esta página del MUSEO DEL PRADO, de audioguías infantiles. Usadlo con precaución y monitoreo, (hay obras como El jardín de las delicias y Las tres gracias de Rubens que contienen desnudos).

Y un juego de GEOMETRIA para calcular a ojo, que sirve para repasar conceptos jugando.

Ver la entrada original

Mis niñas y otras novedades

Bueno, pues en pleno final de año tengo varios cabos pendientes de atar, con lo que no puedo anticipar mucho por lo de que no se vaya a cumplir después de anunciarlo a bombo y platillo, y porque no puedo, así que os dejo en ascuas.

Dicho todo y nada, os dejo entonces con la creatividad de mis enanas que he puesto a buen uso diseñando estos marcapáginas con sus dibujos sin retocar, sólo los corto, pego, y sitúo en el espacio en que trabajo, y les subo un poco el contraste para que se vean mejor… ah… y les añado unos títulos que me dicen o que les sugiero.

Una vez pedidos a imprimir, tengo pensado ponerles una parte de atrás que ya os mostraré también. Vaya, me quedó todo de los más inconcluso.

Nena y perrito de inspiración Madeleine, son de mi hija mayor. A ambas las llamamos por mil nombres y apodos, entre ellos, últimamente la mayor es Miss Frugalina, porque es una muchacha muy frugal. Acaba de cumplir 8 años no hace mucho. A ambas les encanta ir conmigo a comprar al Goodwill o tiendas de segunda, ventas de libros, baratijas varias… de hecho, ayer tuvimos que ir a cambiar una chaqueta que le regalaron a la peque, y ¿qué queréis que os diga?, que los comercios NUEVOS, con mercancía nueva y precios desorbitantes, no me gustan nada, les falta mucha poesía y peculiaridad.

Ella me dijo que pusiera Have a Happy Time Reading! (Pásatelo bien leyendo)

 

El siguiente también es de Miss Frugis, (Frugalina en corto), una historia que dibujó hace unos meses en cinco viñetas que tenía escaneada. La tercera viñeta era el armario y se repetía la cama, vacía, claro, porque Maxy se está vistiendo, pero la quité por falta de espacio. Maxy se despierta en un Polo Norte muy asoleado como véis, escoge su ropa, sale de casa y se va a la biblioteca. Es una biblioteca donde sí se puede oír el zumbido de una abeja, aunque hay que estar “quiet as a mouse”, o calladito como ratón, que dicen en estos lares.

 

 

Los últimos dos son de Miss Barterina (barter en inglés es trueque o intercambio). Como ambas son casi de la misma talla, están con que se truecan la ropa que les regalan. El primer marcapáginas es un combo de cuatro imágenes que hizo en un folio plegado en cuatro. Aquí fuí yo quien decidió los textos porque la artista está durmiendo. Todo es su propia creación, mami sólo corta, pega, contrasta, y pone un texto. Miss Barterina tiene seis años recién estrenados.

 

La imagen de abajo tiene elementos originales de nuevo colocados para que cupieran bien. El plan A es cuestión de tiempo, el plan B es el que no sé si culminará, el plan C es vender estos marcapáginas y libros vintage en Etsy, pero dependerá de si sale el plan B y de si puedo o no. De momento ya los tenemos para ir regalándolos estas fiestas y en cualquier mes del año. Los marcapáginas es una obsesión mía, extensión de mi amor por los libros.

Para todo a quien se les antojen hacer sus marcapáginas con sus fotos, dibujos, vuestros o de los niños, en cuanto los termine os traeré un tutorial explicando cómo rematarlos.

 

Apreciación del arte

Me preguntan cómo hacemos para ‘estudiar’ arte, que en realidad no es más que apreciar el arte, lo cual es antes que nada, cultivar el amor por la belleza, lo que termina resultando en ‘saber’ de arte inevitablemente. El estudio del arte se puede hacer tan sencillo o elaborado como la edad de tus hijos y el interés que tengáis os dicte. En mi casa hacemos un pequeño ejercicio constante que nos ayuda a ir apreciando distintos pintores y sus cuadros, y a familiarizarnos con ellos sin gran trabajo de preparación.

En un tiempo relativamente corto, buscando en las ventas de bibliotecas de libros me he hecho con varios volúmenes de diferentes pintores queridos por muy poco dinero y que muestran sus cuadros en tamaño grande. El año pasado traté de hacer estudio de artistas y sus cuadros con fotos tamaño normal, pero no es lo mismo. Así que este año utilizamos nuestros libros y también calendarios. Aquí encuentras calendarios con doce fotografías de cuadros tamaño grande por 3 dólares, algo más o algo menos. Así es como a mediados de julio hasta mediados de agosto, estudiamos cuatro o cinco cuadros de Monet. Siguió Van Gogh, y ahora estamos con Vermeer.

¿Qué hacemos? Simple. Abro el libro por una página con un cuadro. Por una semana lo tengo en la repisa de la estantería del comedor. Un día a la semana bajo el libro. Miramos el cuadro unos minutos. Lo retiro y narramos lo visto. Así de simple. Otras veces, si hemos tenido ganas, hemos coloreado una página con uno de los cuadros que estuvimos observando. Tengo un librito para esto, pero también podéis encontrar páginas gratis. Según las edades, podéis leer algo de la biografía del pintor, o de las circunstancias y peculiaridades de la obra. Para mí el objetivo inicial es disfrutar del arte, y captar el aire y estilo del pintor mediante algunos cuadros suyos. Así de fácil. Otras cosas vienen por sí solas, como la curiosidad por saber por qué están vestidos así, o qué hacen, o por qué vemos el mismo cuadro con distinto color o luz. Luego todo lo que sea poder ir a un museo, exhibición, o dibujar al estilo del pintor, son actividades que también hacemos según vienen y se pueden hacer, pero ya al menos tenemos algo modesto y constante que hacer cada semana, y que nos va dejando un poso de cariño y conocimiento de distintos artistas y su obra.

Aparte las niñas tienen la suerte de recibir dos horas semanales de arte y música por una amiga excepcional que hace un poco lo mismo con el aliciente de que los niños realizan una obra al estilo del pintor, y que ahora está enseñando dibujo con el libro de Mona Brooks, Drawing With Children. Yo disfruto de este libro, World Famous Pictures, que una mami en mi grupo que sabe de mi predilección por Charlotte Mason me vendió por cuatro dólares, sabiendo que casi me lo regalaba. Los cuadros están muy pequeños, pero los puedo ver en grande en la pantalla, lo precioso es el texto que te comenta todas las particularidades y detalles del cuadro y el artista.

Como ella, no gastamos tanto en unas cosas, y nos queda así para otras como esta, ARTE.

 

Perros, Texturas, y Matemáticas

De PERROS:

Os presento a a nuestros perros. Arriba tenéis a Chip, o Chippy, como perla de chocolate, o chocolate Chip, que adoptamos de unos amigos cuando tenía cuatro años hace casi siete, y que antes vivía con una anciana abuelita de mi amiga, y que era entonces vegetariano, dormía bajo los edredones en la cama de la ancianita, y aun cree que es humano. Aun le encantan comidas como el brócoli, o los tallos de la coliflor, las zanahorias. El pobre pasó unas semanas angustiosa con mi amiga cuando estuvimos de vacaciones. Nunca se adaptó. Encima mi amiga, contrario a lo que le advertí, lo dejó encerrado dos noches en una habitación vacía, y la segunda le hizo un tamaño agujero a su moqueta. Aun estamos en la reparación de los daños causados por Chippy, el consuelo que tengo es que un hotel nos hubiera cobrado mucho más que lo que me tocará pagar a mi amiga por la nueva moqueta. Ya le estamos engordando un poco, y le vuelve el lustre, pero mirándolo aquí, creo que aún le ha quedado la melancolía de pensar que le habíamos abandonado en las vacaciones.

 

Esta otra belleza es Tucker, el perro adoptado de la madre de una amiga que a su vez lo tenía porque su hija quien lo compró hace dos años de bebé nunca se pudo hacer cargo de él. Tucker es un amor. Inteligente, obediente, y hace las delicias de las niñas porque se pone en las patas traseras y da un saltito cuando le damos algún caprichito. Si nos vamos y dejamos nuestros zapatos a su alcance, este perro no los muerde, pero se los lleva a su cojín tan ricamente.

De pequeña los perros me espantaban desde que un caniche en un bar, al que cogía en brazos una señora, tras preguntarla si se le podía acariciar, me mordió la mano derecha, yo que era una niña de dibujar y escribir a todas horas, me quedé llorando y traumada. Sumadle a esto los pastores alemanes y doberman que tenía mi tío para cuidarle la parcela, que cuando los dejaba sueltos en el salón me subía hasta la lámpara de la impresión. Y esos perros, aunque leales y buenos, alguna que otra vez mordieron a algún niño. Menos mal que no era Estados Unidos y la gente no hablaba el lenguaje de las demandas, que si no, hubiera tenido mi tío que vender el chalet tan divino, con huerto, futbolín, piscina, barbacoa, chimenea, y tardes deliciosas de verano y cualquier puente con él.

De novia y ya casada, como a mi cuñada los perros y gatos son su locura, desde siempre tuvimos que, cuidar sus animales, o heredarlos por imposibilidad de hacerse cargo de los mismos, y me pareció importante que las niñas crecieran con animales cerca, porque se aprende y se disfruta muchísimo de ellos.
De TEXTURAS:

Hace dos semanas, en la primera clase de arte de las niñas, mi amiga les puso un pedazo tamaño medio de arcilla, y estuvieron haciendo impresiones en él con diferentes elementos de la naturaleza. Les puso detrás una grapita que es para colgarlos antes de que se secaran, y así nos los mandará para que decoren nuestros hogares. Pero no hay dos iguales. Una vez sacada la arcilla, mis hijas prefirieron extenderla ellas, y se nos ocurrió dibujar con palillos. La foto de arriba es de la pequeña, la de abajo primera de la mayor, la de abajo en medio mía, la de abajo última, copiándome a su manera, de la mayor también.

Esta arcilla no es la de Pilar que es la experiencia completa porque creo que ellos mismos la mezclan, está a caballo entre esta que os digo de Pilar, y la plastelina arcilla que no huele ni mancha. Se le puede añadir agua, claro que mancha (pero se quita muy bien porque es un elemento natural), y si la dejas al aire se seca en uno o dos días. Se puede pintar normal. Mi amiga la maestra de clases, hace brazaletes y colgantes u otras figuras de arcilla, algunas las deja así para que otros las pinten, otras las pinta porque tiene la pintura, el barniz, y el horno para finalizar el proceso.

De MATES:

Después de cuatro años creo que me siento agusto con las matemáticas. Sí, suena extraño, ¿verdad?, después del post diciendo que a mi hija mayor no le gustan. Con lo que no me reconciliaba es con mi IDEA de dónde tiene que estar en matemáticas, de ahí los dimes y diretes cuando nos poníamos con lo que YO creía debía de ser su nivel de práctica de las matemáticas.

He llegado a estas pequeñas conclusiones, por si os sirven:

1. El temario de lo sugerido por cada curso o grado es en principio y hasta octavo, al menos los temas vistos están claros, otra cosa es que no sepamos nosotras los mismos. En esta página que hace poco os compartí, están esos temas y en español también, para diferentes continentes, no podemos quejarnos. Es AAA Math. Es una orientación. En los centros, hay niños que pasan de curso, unos habiendo captado más, otros menos, del supuesto temario, pero la vida sigue.

2. Cambiar de ‘curriculo’ (si es que usáis uno), no es recomendable. Usarlo diferente SÍ es necesario, especialmente si no tenéis un niño o niña al que le agrada completar todas las páginas de la primera a la final porque le sea fácil así. Se puede alterar, suprimir, dejar para después, hacer oralmente algunos ejercicios… buscar la manera de sacarle el mejor rendimiento.

3. Pasar tiempo explicando los conceptos que vemos en esos temarios, desarrollándolos con manipulativos y juegos, no es tiempo perdido, al contrario, eso ayuda y refuerza, hasta que entonces el ejercicio en particular sea más sencillo para el niño.

4. Incorporar libros vivos de matemáticas es algo que recomiendo. Compramos dos de los volúmenes de primaria de Life of Fred, y nos fascinan a las tres. Stanley, el escritor, es un apasionado de las matemáticas, y esa pasión transmiten los libros. El primero es sencillito desde el punto de vista de la aritmética a la que te expone, pero lo interesante es que te abre a más que el clásico 2 más 5 igual a 7. Los temas y terminología están hilvanadas en la historia, y son algo que yo como miope matemática nunca me daría por pensar, mucho menos traer a colación de una manera relevante.

5. Que si tu hijo está en segundo haciendo mates de tercero, o en tercero haciendo mates de segundo, lo importante es estar metido en matemáticas. Tengo presente no transmitirle señales obvias ni sutiles a mi hija de que va por detrás o por delante en nada, y en especial en matemáticas.

6. Lecciones de diez o quince minutos a mí me bastan, pero hay que ser constantes. Y añade más tiempo con juegos y actividades que le gustan y refuerzan conceptos pero no sólo, que nos unen como familia y nos hacen pasar buenos ratos.

7. No hace falta que tengas mil actividades planeadas, que compres o trasnoches preparando materiales. Utiliza primero lo que tienes, comienza a guardar aquello que te sea útil y gratuíto, y ponte unas metas de aprender uno o dos juegos nuevos al mes o cada tres. Metas razonables. Algo de lo que he aprendido mucho ha sido leyendo libros de consulta de matemáticas que tengo (y otros que he sacado de la biblioteca), así como algunos blogs como el de algoritmo abn, y hace poco que encontré Aprendiendo Matemáticas  en el blog de María. Tened vuestras fuentes de otros que disfrutan de las matemáticas para inspiración. Marvan siempre tiene muchas actividades sencillas y muy ilustrativas para las matemáticas también. De nuevo, no os saturéis de información. Muchas cosas sabemos y tenemos: dominós, juegos de cartas, el juego de tocado hundido que se puede hacer con un papel de cuadritos…

Estas semanas desde que volvimos, aparte de los dimes y diretes y volverme a replantear cosas, hemos jugado a la escoba, jugamos Boogle, Charades, el juego de los chocolates que me encontré por cuatro dólares en la tienda de segunda, disfrutamos de varios libros como de costumbre, en especial de Pinocho, y estamos avanzando en nuestro camino propio, en nuestro particular equilibrio cotidiano.

El día del padre y Paint

Desde que nos enseñó Pilar, mis hijas de vez en cuando pintan con el programa PAINT que seguro tendréis en vuestro ordenador. Las fotos de arriba son de mi hija mayor de 6 y medio. A ella le gusta pintar en el ordenador, y también con papel, sí. El segundo dibujo era para su padre y dice TODAY THE KING IS STEVEN, HAPPY FATHER´S DAY.

Este dibujo con bolígrafo es de Scooby, que le gusta mucho.

Y la que me tiene encandilada con sus dibujos es la de 4 y medio. Así es como dibuja: