Cómo publicar un libro

Hace unos meses comencé a escribir un libro sobre la educación en el hogar que titulé MIS HIJAS NO VAN AL COLEGIO. En ese momento mi ilusión por este proyecto estaba en pleno auge, pasadas algunas semanas decayó, pero he vuelto a retomar la escritura y llevo dieciséis páginas mas la portada, contraportada, el índice, y muchísimas fotos para hacer el libro más interesante.

Quiero compartir con mis lectores del blog la introducción y el índice porque me gustaría que si os apetece me diérais vuestra opinión e incluso sugiriéseis cualquier tema de interés para hacerlo más relevante al posible público.

La razón por la que mi ánimo inicial decayó es porque veo que muchos de vosotros sois expertos completamente en educar a vuestros hijos, y sabéis mucho más que yo de métodos, maneras, proyectos, actividades, recursos, en fin, que no creo que pueda aportar mucho ni nuevo a lo que hay hoy en día en la red. Pero como explico en la introducción:

En esos momentos en que leer con el frenesí y la incomodidad que te asaltan desde la pantalla del amado/odiado ordenador, a mí me alivia refugiarme en la calidez y sencillez de un libro. No sé si habrá nada en el mundo que elimine esa necesidad vital de ponerse cómodo con un libro en las manos y poder conversar con la persona detrás de las páginas como si estuviera a tu lado. Un libro te permite como autor desentaponar la botella y dar salida al genio. Un libro se presta a la continuidad, en él los temas se ensartan formando una colcha hecha a retazos que se pueden admirar por separado pero que juntos tienen un lugar, una razón de ser, componen algo más grande que lo que representan por separado.

Unn libro se desea, se persigue, se recomienda, se escribe, se encarga, se compra, se recibe por correo o se adquiere en una tienda de libros, se regala, se presta (si eres suficientemente bobo para ello como dice el refrán), y se devuelve a su dueño (si eres aún más bobo, de acuerdo a la segunda parte del refrán). Un libro se tiene, se puede oler, admirar, tocar, y se le trata conforme a nuestro ritual único y privado. Hay quienes doblan las esquinas, otros los subrayan, anotan, escriben, les ponen uno o más marca páginas, los llevan al autobús, al metro, los abandonan en los estantes, los tienen arropaditos en la mesilla para la hora de descansar, los llevan a los bares, a la mesa, los manchan, los ojean sin admitirlo en el cuarto de baño, los sacan al campo, a la playa…

Contraportada

INDICE
II ¿Qué es esto del “homeschooling”?
II.a Desescolarización, homeschooling, educación en familia o aprendizaje al margen del sistema escolar tradicional.
III. Credos y razones
       III.a ¿Por qué hay familias que no inscriben o que sacan a sus hijos del colegio?
       III.b ¿Ateos, creyentes, hippies o sectarios? ¿Y qué es eso de los padres “crunchy”?
       III.c Fracaso escolar, rechazo al colegio, rendimiento deficiente, acoso escolar.
       III.d ¿Y si mi hijo quiere ir al colegio o no quiere que le saque?
IV. Mitos asociados al homeschooling.
      IV.a La socialización, crecer en una burbuja, lo que se aprende en el colegio.
      IV.b ¿Están preparados los padres? El coche al mecánico, y el niño, ¿al colegio?
      IV.c Los diplomas, títulos y acreditaciones. Y ¿cómo van a entrar a la universidad?
      IV.d Superdotados o con dificultades para el aprendizaje.
V. Estamos decididos por esta opción, pero ¿por dónde comenzar?  
     V.a Diferentes países, legalidad, juicios leyes y normativas.
     V.b Las redes de apoyo: qué son, cómo funcionan.
VI. Diferentes metodologías,organización.
      VI.a Unschooling, Waldorf, educación clásica, Montessori, “patchwork”, método ecléctico, y como no, Charlotte Mason.
VII. Confesiones de una ex-maestra.

VIII. Consejos de una mami “homeschooler”

Quisiera también compartiros cómo publicar un libro vosotros mismos. A la hora de pensar en esto investigué en internet varias formas de autopublicarse, las dos más reconocidas son mediante LULÚ o BLURB. Ambas son profesionales, tienen diferentes opciones, y con lulú puedes obtener un ISBN o número de identificación de tu libro. Pero me he decidido por blurb porque me encanta su programa llamado booksmart, que bajas a tu ordenador y mediante el que escribes tu libro, añades fotos, lo diseñas, y una vez hecho lo mandas directamente a que lo impriman en Blurb por un precio muy razonable. Si quieres venderlo a otras personas, le puedes dejar el precio base o subirle tanto como quieras, el dinero extra sobre el precio que ellos cobran a quien pida un ejemplar te llega a tí de beneficio, por lo que si no vendes ningún ejemplar no pierdes, si vendes ganas, si lo pides para tí, amigos o familia, el autor los compra a precio de costo. El aliciente es que ellos envían tu libro a muchísimos países, con diferentes costos de envío, y con descuentos por más de una copia, etc. Como decimos aquí es una situación de “win-win”, o ganas o ganas, nunca pierdes.