Jugando se aprende

Este juego que nos encontramos por 2.99, nos encanta y tiene más chicha de lo que parece. Hay que usar estrategia cuando se va reconociendo. Creo que se puede hacer casero fácil, muy fácilmente, eh, no es de lo que lleva todo el día, y merece la pena y mucho.

Dos o más jugadores pueden unirse. Consiste en tirar los dados y cerrar cajas de números que hacen la suma de ambos. Por ejemplo, si te sale el diez en esta foto podrías cerrar las cajas del 9 y el 1, o del 6, 3, 1, o del 6 y cuatro, o del 5, 3 y 2. Si sólo quedan números del seis y menores, entonces se toma el número de uno de los dos dados o ambos según convenga, pero sólo si no hay cajas abiertas del 7, 8 o 9. Cuando el jugador que comenzó no puede cerrar más cajas, se apunta lo que quede en orden, por ejemplo, si quedó el 2, 6 y 9 descubierto, se apuntará 269. Y entonces comienza a tirar el siguiente. Gana el que menos puntos tenga después de las partidas que se acuerde jugar. El jugador que logra cerrar todas, bien en una jugada o cuando le llegue su turno, se apunta cero y entonces comienza a tirar dados el siguiente.

Este es otro juego muy sencillo y bueno para niños de 4 a la edad que gustes, sacado del libro From Head to Toes, de la colección I Love Math. Se dibujan dos tableros de diez, cinco y cinco casillas, y se tira un dado. Si sale cuatro se llenan cuatro casillas. Y así hasta llenar de forma exacta el tablero. Si tienes siete y sale digamos un cinco, como no puedes llenar, entonces quitas cinco. Si tienes cinco fichas y te sale un seis, tiras otra vez.


Puedes ver otros libros de matemáticas que recomiendo aquí.

 

7 comentarios en “Jugando se aprende

  1. Nosotras lo tenemos también Silvia. Y siempre pasa con estos juegos, que es más fácil jugar que explicarlo. La explicación siempre suena complicada, ¿verdad?. Has hecho un gran trabajo. Besos y que disfruteis mucho.

    Me gusta

  2. Me lo imaginaba, y además, en tu versión, puedes poner números más altos que además vosotros tenéis dados de más de seis… es sencillo pero se puede complicar tanto como la imaginación te dicte.

    Besos

    Me gusta

  3. En una tienda de las llamadas Goodwill, o donación a la que llevamos cosas también cuando ya no nos valen, y de la que compramos lo que otros han donado por a veces unos precios increíblemente bajos. Es muy elegante. Pero estoy pensando una versión casera con números más altos, porque es muy entretenido y sumamos sin darnos cuenta.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s