Don Quijote, Catalina, Lord Peter, y Madame Bovary

dsc_0585r

Casi siempre escribo reseñas de lo que leo en el blog de inglés, http://www.silviacachia.wordpress.com, pero creo que es hora de que os escriba en español sobre mis lecturas.

El año pasado encontré el blog de solodelibros, y a finales del 2016, la Sra. Castro escribió sobre sus mejores lecturas del año. El libro que encabeza tal lista es Los Zelmenianos. Yo no tuve la suerte de encontrarlo en español, pero lo encontré en el sistema de biblioteca digital en inglés y pude leerlo. Agradezco su recomendación, es un libro fascinante que también os recomiendo.

dsc_0587r

De sus innumerables reseñas, encontré afinidades, como su gusto por Galdós, autor al que también venero. Y me animé a comprar dos libros, uno de Rafael Sánchez Ferlosio, Jarama, y Los Pazos de Ulloa de Emilia Pardo Bazán, que quiero leer este año.

dsc_0588r

También me decidí a comprar una antología, Diez siglos de poesía castellana, pues me gusta la poesía y sobre todo en castellano. Y el libro de How to Be Alone, por Jonathan Franzen, está aquí porque el lote de estos 5 libros los compré en Better World Books por sólo $13 dólares, y no encontré ninguno de los libros de Franzen en español en oferta. No puedo creer que desde Houston pudiera comprar estos cinco libros, y de los cuatro en español, tres parecen no haber sido abiertos nunca.

dsc_0589r

Esta última fotografía no es mía, es del libro Meditaciones del Quijote, el cual tengo en la kindle y que acabo de leer por segunda vez.

meditaciones-del-quijote-facsc3admil

Las meditaciones del Quijote no es un libro sobre el contenido de Don Quijote. Es el primer libro-ensayo que escribió Ortega y Gasset, un librito corto (unos 70 folios), y muy interesante. Una combinación de filosofía y poesía (Gasset tiene un bello estilo, y pinta unas analogías y describe conceptos con estilo y agudeza). Me encantan estos libros que son como escuchar al autor pensar en voz alta.

Creo que es buena idea que os muestre los títulos de las secciones (muy cortas, como os digo):

Lector…………..
Meditación preliminar:
1. El bosque…………
2. Profundidad y superficie…..
3. Arroyos y oropéndolas……
4. Trasmundos………..
5. Restauración y erudición…..
6. Cultura mediterránea…….
7. Lo que dijo a Goethe un capitán……
8. La pantera o del sensualismo………
9. Las cosas y su sentido……
10. El concepto………..
11. Cultura. Seguridad……..
12. La luz como imperativo……
13. Integración…………
14. Parábola…………
15. La crítica como patriotismo…..
Meditación I: Breve tratado de la novela:
1. Géneros literarios……..
2. Novelas ejemplares……..
3. Épica…………
4. Poesía del pasado……..
5. El rapsoda………..
6. Helena y Madame Bovary…..
7. El mito, fermento de la Historia…….
8. Libros de caballerías……..
9. El retablo de Maese Pedro…..
10. Poesía y realidad………
11. La realidad, fermento del mito……
12. Los molinos de viento……
13. La poesía realista………
14. Mimo………….
15. El héroe…………
16. Intervención del lirismo……
17. La tragedia…………
18. La comedia………..
19. La tragicomedia………
20. Flaubert, Cervantes, Darwin….

Como véis, el libro de Don Quijote no aparece hasta tarde en el libro, ya que este ensayo trata sobre lo que es el carácter mediterráneo, el carácter teutónico, en qué consiste la realidad, la poesía épica, las novelas, la novela moderna, y qué papel juega el libro y el personaje de Don Quijote en todo esto.

Ortega menciona a Flaubert, y describe a Madame Bovary como un Don Quijote femenino. Esto me ha llevado a comenzar la lectura de Madame Bovary. A la vez, estoy casi a punto de terminar con Cumbres borrascosas, de Bronte, y con la segunda lectura de Whose Body?, de Dorothy Sayers.

Catalina (Catherine) en Cumbres borrascosas, es un personaje como los del resto de la novela, muy diferente a los personajes victorianos de otros autores, como por ejemplo, Jane Austen. Al igual que Ortega diferencia el carácter mediterráneo del germánico en cuanto a la percepción o visión de la realidad, (los mediterráneos serían sensualistas -entendido como el dominio de los sentidos, los germanos verían con el ojo del pensamiento, lo ideal, las formas, las abstracciones). En mi opinión, el carácter escocés entonces sería muy distinto del británico. La misma Daphne du Maurier, en su libro El general del rey, alude al clima y al terreno donde uno vive como agente que moldea nuestro temperamento. Se dice también que en su libro Jamaica Inn, como en Wuthering Heighs, el paisaje es otro de los protagonistas. Doy fe de ello, ambos libros son también llamados góticos, por el ambiente algo lúgubre que plantean. En ambos libros hay personajes malvados, algo así como John Silver el Largo de la Isla del Tesoro, o el mismo Mr. Hyde en Dr. Jekyll y Mr. Hyde.

En Cumbres borrascosas, los personajes hablan sin censuras, y dan rienda suelta a sus pasiones en peleas tipo Twitter del siglo XIX. Mis amigas estadounidenses que han leido Fortunata y Jacinta de Galdós, me comentan cómo éste difiere de Dickens en su estilo sensualista, o “earthy” (apegado a la tierra). Ellas mismas sin saberlo, me confirman lo que Ortega me comparte en sus Meditaciones, esa percepción o aprensión de la realidad mediante su presencia, mediante el registro sensorial de la misma, típica de lo que Ortega define como carácter mediterráneo. Ambas se admiraban incluso de los temas abordados por Galdós, inconcevibles en Dickens (cuya ironía se mantiene dentro de los límites temáticos victorianos). En las novelas de Galdós, no sólo aparecen los debates intelectuales, o los párrafos filosóficos del autor, sino las diatribas nimias sobre lo que poner de comer, lo doméstico, detalles sobre los tejidos y ropas, o preguntas sobre las limitaciones en la vida íntima de un enfermo de corazón. Todo lo inimaginable en un autor victoriano de herencia británica.

El documental Fannie Farmer Last Supper, el director de America’s Test Kitchen, Christopher Kimball, se propuso elaborar y presentar un menú de 12 platos a un grupo de invitados, para lo que estuvo más de un año con su equipo investigando recetas y no sólo, sino llevándolas a la práctica en su cocina victoriana de Boston, en una estufa y horno de la época. Al final del documental, vemos a los invitados disfrutando de la cena, y  Kimball nos cuenta que la etiqueta victoriana requiere que los comensales no dejen marcas de sus dientes en la comida (algo demasiado animal para su mentalidad), por lo que incluso la fruta hay que comerla con cubiertos. Tampoco se puede limpiar el plato (esto significaría que tenemos hambre, y para ellos comer es una actividad social, no la satisfacción de una mera función física). Si alguien derrama un vaso o comida, los demás ignorarán el incidente y seguirán como si nada, mientras uno de los sirvientes lo limpia. Es este ideal victoriano un ideal de perfección y armonía civilizada y con clase y formas, donde no hay lugar para esa presencia directa y sensorial de la realidad.

Lord Peter es el detective amateur de las novelas de Dorothy Sayers. En la más deliciosa tradición británica, Sayers nos pinta el Londres de Lord Peter, personaje menos conocido, pero tan cautivador como Sherlock Holmes. Las novelas de Sayers están a caballo entre lo puramente británico y lo más gótico o tempestuoso, quizá porque tratan con el crimen, y con sujetos y sucesos que por mucho que la mente victoriana rechace y retire de su vista, están ahí. No olvidemos que Dorothy Sayers escribe en el siglo XX, no en el XIX, y el tono victoriano desaparece dejando una herencia británica y un planteamiento más moderno de la novela. Lo gratificante de sus novelas es que tienen un cierre, los crímenes se resuelven, y el orden se vuelve a establecer. La ironía y el humor presentes en su obra nos ayudan a navegar por los acantilados de la realidad.

Y llegaste a Madame Bovary. Gracias por leer todo lo anterior. Es pronto para decir qué pienso sobre el libro (sólo llevo leído el 15% del libro, de acuerdo con mi Kindle). Nunca me interesó Madame Bovary, para ser honestos, porque he visto varias películas, conozco la historia, y me deprime. Pero Ortega dice que Madame Bovary es un Don Quijote femenino. Puede que esta novela sea más que el relato de un adulterio. En las pocas páginas que llevo, puedo ver cómo la mente de Emma (futura Madame Bovary) se llena de pájaros, de sueños, de ideales románticos de amores pasionales, de una vida llena de adrenalina y emoción. Y todo comienza cuando de joven, en el internado de las monjas, ella y sus compañeritas leen libros con ilustraciones de bellas damas, de lugares exóticos, de amores exhuberantes.

Entiendo por qué Pascal, en uno de sus pensamientos, critica el teatro y sus obras románticas. Para él, la visión del amor que se ofrece es falsa y peligrosa. Estoy de acuerdo en que las películas de hoy en día, las canciones, idealizan todo hasta el punto de que los jóvenes pueden pensar que el glamour de los actores o cantantes, su fama, todo lo atractivo que los rodea, no tiene consecuencias en absoluto (mucho menos negativas). Es fácil cantar sobre ir de hotel en hotel, destrozándolo todo, o de comer pastel junto al mar (cuando en realidad se refiere uno al sexo junto al mar), pues los cantantes son jóvenes, sanos, atractivos, y parecen pasarlo bien y disfrutar de la vida. Los jóvenes olvidan que después del éxito, viene un físico como el de Michael Jackson, caricatura de sí mismo en sus últimos años de vida. Después de un Purple Rain (de Prince), vienen problemas graves de salud, e inestabilidad mental que llevan a los cantantes y actores de extremos como el uso de drogas y una vida de riesgo constante, a enlistarse en grupos religiosos radicales, quizá incluso sectáreos.

Algo que me llamó la atención del joven cantante Justin Bieber, fue lo que dijo en una entrevista de que en unos años se veía como un Justin Bieber con una familia, más seguro de sí mismo… ¿qué?, ¿Justin Bieber no es seguro de sí mismo?, ¿quiere una familia?

En Madame Bovary, Flaubert describe el amor sencillo de Carlos (Charles) Bovary por Emma, el mundo de los Bovary no carece de belleza, muy al contrario, si Emma tuviera su mirada en el presente, si hubiera practicado una pizca de generosidad, si hubiera tenido un gramo de interés por cualquier otra persona, se hubiera desbordado de pasión y hubiera identificado cuán intensa pudo ser su vida. Pero Emma (como Don Quijote, como el Jugador de Dostoievsky), no tiene tolerancia para nada rutinario, no ha aprendido a vivir de dentro hacia afuera, sólo intenta ir de oca en oca, de subidón a subidón de adrenalina, y no ha comprendido que la felicidad está en hacer feliz a los demás, y no en consumirse haciéndonos felices a nosotros mismos, y nuestras cortas miras, nuestras pequeñas mezquindades que terminan atrapándonos y brutalizándonos hasta incluso la muerte).

Escuchemos a Jim Carrey, quien nos dice que no hay nada bueno en ser rico y famoso. ¡Anda, claro!, para él que es rico y famoso es fácil decir que no debemos aspirar a serlo, pero ¿quién, sino alguien rico y famoso él mismo, nos puede decir que el serlo no es aquello que idealizamos todos los demás que no somos ricos ni famosos?

Charlotte Mason también entendió el gran valor de la literatura como forjadora del carácter. Gracias a nuestras lecturas, podemos imaginar cómo sería nuestra vida si, como Emma, tuviéramos ciertas aspiraciones románticas y pretensiones sociales, y no tenemos que morir en el intento, je je. Gracias a Don Quijote, podemos vivir aventuras sin sufrir golpes, y disponer de un amigo en el camino con quien compartir nuestros sueños. (Sin contar las innumerables leyendas e historias de las que podemos aprender, y con las que divertirnos en el proceso). Con Lord Peter podemos trasladarnos al Londres ya desaparecido, y deleitarnos con la lógica y el humor británicos, entrevistar y conocer a una variedad de personas particulares, conocer sus secretos, y además experimentar la gran satisfacción de un crimen resuelto. En Cumbres borrascosas podemos presenciar cómo una familia transita desde los inicios, con la adopción de Heathcliff, de generación en generación haciendo de un problema pequeño una gran avalancha. Padres, aquí tenemos un gran ejemplo de cómo no criar a nuestros hijos, o de cómo asegurarnos odios inveterados entre ellos.

Y vosotros, ¿qué leéis?, ¿cómo se relacionan vuestras lecturas con vuestra vida? Espero que esto os inspire a abrir cualquier clásico (o no), y a leer en el 2017.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s